Problemas refractivos

Estas alteraciones por lo general producen visión borrosa que mejora al utilizar anteojos o lentes de contacto. El ojo humano funciona de una manera muy semejante a como lo hace una cámara fotográfica. Para ver con claridad necesita enfocar sobre la retina los objetos que observamos. Esto se logra gracias al poder convergente de la cornea y el cristalino. Cuando no se enfoca adecuadamente la imagen sobre la retina, existe un defecto refractivo.

Miopia
La miopía es el defecto refractivo que impide ver bien los objetos lejanos, mientras que los objetos cercanos se ven sin dificultad, debido a que las imágenes se enfocan por delante de la retina. Esto puede estar causado porque la córnea es demasiado curva o por un alargamiento excesivo del globo ocular.
Suele dejar de aumentar a los 21 años, aunque en algún caso puede hacerlo más allá de esta edad.
Hipermetropia
Es un defecto ocular que hace ver borroso los objetos próximos porque las imágenes se enfocan detrás de la retina y no directamente sobre ella. Se produce porque el ojo es más corto de lo normal o porque la córnea es demasiada plana. En las personas jóvenes, si la hipermetropía no es muy grande, puede ser compensada con los músculos oculares y conseguir ver bien de lejos y aceptablemente de cerca, pero con la edad esta capacidad se pierde y se desenfocan los objetos de cerca y más tarde también los de lejos. Este tipo de anomalía no aumenta con la edad estrictamente, lo que ocurre es que se hace más manifiesta.
Aunque un hipermétrope puede ver con normalidad hasta los 35-40 años, a partir de esta edad su problema puede empezar a manifestarse.

 

Astigmatismo
El astigmatismo ocurre cuando la córnea no tiene la misma curvatura en todos sus ejes y, por lo tanto, existen diferentes focos o por delante o por detrás de la retina y se produce borrosidad tanto de lejos como de cerca.
La irregularidad de la estructura de la córnea puede estar determinada genéticamente o haber sido provocada tras las intervenciones quirúrgicas.

Son muchas las personas que tienen un defecto refractivo, siendo el principal síntoma la mala visión o el cansancio visual. La miopía produce mala visión de lejos y relativamente buena visión de cerca. La hipermetropía causa dificultad para ver de cerca y cansancio visual. El astigmatismo produce mala visión tanto de lejos como de cerca. Con mucha frecuencia se combinan en un mismo ojo astigmatismo con miopía o hipermetropía.

Como puede corregirse un defecto refractivo?

Se han diseñado varias formas de corregir un defecto refractivo. Entre estas se cuentan los anteojos, lentes de contacto y la cirugía refractiva. En todos los casos lo que se logra es desviar el trayecto de los rayos de luz para que se enfoquen adecuadamente sobre la retina.

Los anteojos permiten buena visión mientras se estén utilizando. Tienen la limitación de que a medida que aumenta el defecto refractivo los cristales se hacen mas pesados, mas gruesos y distorsionan la imagen. Los anteojos no cubren todo el campo visual (por fuera del marco de la montura hay visión borrosa) y para algunas personas son estéticamente indeseables. Son una buena forma de corregir defectos refractivos leves.

Los lentes de contacto permiten corregir la visión en todo el campo visual. Requieren disciplina y dedicación por parte del usuario ya que deben ser limpiados y adecuadamente almacenados diariamente. Pueden producir sensación de basura en los ojos o irritación e incrementan el riesgo de infecciones de la cornea. Permiten la corrección de defectos refractivos moderados y altos sin ser tan notorios como los anteojos.

La cirugía refractiva permite corregir la visión en todo el campo visual sin necesidad de colocar objetos extraños sobre la cornea. Una vez se realiza no se depende de anteojos o lentes de contacto para tener una visión adecuada. No es un procedimiento obligatorio en casi ningún caso sino mas bien una alternativa para la corrección definitiva de defectos refractivos en personas que no desean utilizar anteojos ni lentes de contacto. Permite la corrección de defectos refractivos leves, moderados y altos sin ser notoria en absoluto

Solicitud de Cita Previa