Recientes investigaciones han revelado que la prevalencia de miopía en niños, se asocia con sexo femenino, mayor edad,vivir en una ciudad, presencia de miopía en los padres, etc.  La mayoría de estos parámetros no es posible cambiarlos, por lo que los investigadores se están centrando en factores de riesgo medioambientales que puedan ser modificados para disminuir la incidencia de miopía y su progresión.

Un reciente estudio publicado en la revista ophthalmoloqy llega a la conclusión de que mientras más tiempo pasen los niños al aire libre menor es la posibilidad de desarrollar miopía. Este hecho sería un buen motivo para estimular a nuestros niños a realizar actividades deportivas en el exterior.

También llega a la conclusión de que mientras más horas estudian mayor es la probabilidad de desarrollar miopía. Aquí el consejo a nuestros hijos es más delicado porque yo particularmente no le aconsejaría al mio que estudiase menos.

Así pues usted puede apuntar a su hijo actividades al aire libre como excursiones, deportes, paseos, etc y limitar el tiempo de lectura o de juegos electrónicos  para que tenga menos posibilidades de tener o desarrollar una miopía.