En la actualidad varios estudios han demostrado la eficacia del colirio de atropina en la detención de la progresión de la miopía. Ahora bien la atropina dilata la pupila y dificulta el enfoque en la visión cercana, lo cual hace que su recomendación esté poco extendida entre los profesionales.

Pues bien, en febrero de este año, 2016, la prestigiosa revista ophthalmology publica un estudio, realizado en Singapur por el equipo del Dr. Chia,  en el  cual se somete a niños,con progresión de miopía,  de entre 2 y 6 años a un seguimiento de 5 años, los cuales han sido tratados con colirio de atropina de diferentes concentraciones.

La buena noticia es que la concentración que obtiene un mejor resultado es aquella en la cual la atropina está más diluida, y es la que menos dilatación pupilar y alteración de la visión cercana provoca. Prácticamente no afecta a la acomodación, no dificultando pues la lectura en los niños.

La aplicación del colirio es fácil de realizar una sola gota en ambos ojos cada noche.

Así pues, siendo un tratamiento cómodo, barato, eficaz , sin prácticamente efectos secundarios y con una evidencia científica sólida, es de esperar que los profesionales empecemos a usarla de forma habitual.

El colirio a esa concentración aún no está fabricado por los laboratorios y hay que encargarlo en las farmacias.

Nosotros hemos empezado a usarlo este mes, y aconsejamos tratar a los niños mayores de 2 años con progresión de la miopía con colirio de atropina diluido. Si su hijo se encuentra en esta circunstancia, consúltenos y podrá ser sometido a un tratamiento de eficacia demostrada.