depositphotos_94033760-Bimanual-cataract-extractionEl cristalino es una lente intraocular, que cuando pierde la transparencia, dificulta la visión del paciente, al principio de forma sutil, pero de forma progresiva, llegando en casos avanzados a causar una ceguera. El tratamiento es la cirugía, la cual está altamente tecnificada y ha logrado unos resultados excelentes, aunque no carentes de complicaciones en algunos casos.

Hoy en día al eliminar la catarata, que es una lente natural, la sustituimos por una lente artificial. Hay varios tipos de lentes intraoculares que se usan en el tratamiento de la catarata, la más usada hasta la fecha es la lente monofocal, con la cual enfocamos a una distancia determinada, por ejemplo la larga distancia para conducir, y para leer necesitariamos unas gafas de cerca.

El desarrollo tecnológico logró un avance con las lentes bifocales, con las cuales se puede enfocar a dos distancias, normalmente lejos y cerca, con lo cual podemos ver de lejos y cerca con estas lentes, y el último desarrollo ha permitido la fabricación de lentes trifocales, con lo cual podemos enfocar de cerca, de lejos y a media distancia, esto es importante para el uso del ordenador ya que la distancia de enfoque en este caso es intermedia, y con una lente bifocal estaríamos incómodos.

Para implantar este tipo de lentes es recomendable un estudio previo concienzudo, en el cual se detecten posibles aberraciones corneales que contraindiquen el uso de dichas lentes,  astigmatismos importantes, u otras enfermedades oculares concomitantes, ya que afectarían a la calidad visual y no lograríamos el objetivo perseguido.

También es importante saber que aunque podamos enfocar a tres distancias, la calidad visual no es tan buena como la que tiene un ojo sano y joven, ya que aunque la tecnología ha desarrollado lentes cada vez mejores, de momento, y creo que nunca lo hará, supera la calidad visual que da un ojo con un cristalino natural.

También es necesario una cierta flexibilidad cerebral para adaptarse a dichas lentes, por ello en personas muy mayores no es aconsejable o al menos no se recomiendan como primera opción.

Por todo ello las lentes trifocales representan en la actualidad una opción muy buena en el tratamiento de la catarata aunque para su implante es necesario un estudio previo que descarte ciertos problemas que contraindican su uso, o al menos hacen que sea más difícil su adaptación.

En nuestra clínica realizamos dicho estudio y valoramos si es usted un posible candidato al uso de dichas lentes. Si necesita operarse de cataratas venga a nuestra clínica y estudiaremos su caso.