Cataratas

 

En medicina oftalmológica, se llama catarata a la opacificación total o parcial del cristalino.

Existen fundamentalmente dos tipos:

Catarata congénita: producida por la existencia de una lesión hereditaria o una agresión sobre el embrión durante su desarrollo (p.e rubéola)

Catarata adquirida: es el tipo más frecuente y es la principal causa de pérdida de visión entre los mayores de 55 años. Está causada por la acumulación de células muertas en las lentes naturales de los ojos, encargadas de enfocar la luz y producir imágenes claras y nítidas. Existen varias modalidades:

  • senil
  • traumática
  • diabética
  • por radiación

Según donde se encuentra la opacificación, la catarata se denomina:

  • nuclear: núcleo de cristalino.
  • cortical: en la corteza.
  • polar anterior: en la parte central y anterior de la cápsula.
  • polar posterior: en la parte central y posterior de la cápsula.

Tratamiento

Desde 1990 existe una operación quirúrgica llamada facoemulsificación consistente en la destrucción de las lentes “opacas” del paciente y en su lugar se coloca un lente intraocular para compensar la pérdida de poder de refracción del ojo, practicando una incisión corneal de 2.7 a 3 milímetros en la técnica convencional o de alrededor de 2.2 milímetros en la técnica MICS, para retirar las cataratas. El láser no se utiliza en este tipo de intervención, pues se realiza a través de ultrasonidos.

En el año 2004 se realizaron unos dos millones de operaciones en la Unión Europea. En las cataratas congénitas la cirugía de extracción de cristalino sin reemplazo inmediato antes de los 2 meses de vida del bebé es lo que más impacta en su futuro visual

Solicitud de Cita Previa